FANDOM


Introducción a la Gestión Cultural


Grupo - Tres de Cuatro


Diez años del Patio de Tango en el Cabildo

Images (10)

Una historia de guapos


Si se pidiese a los cordobeses que musicalizasen la imagen de la ciudad de Córdoba, posiblemente las elecciones irían desde “Ciudad de mis amores, antigua y religiosa” hasta “Soy cordobés, me gusta el vino y la joda”, pasando por “Córdoba va”. Difícilmente (y hasta nos animamos a decir, seguramente), el tango no figuraría entre los sonidos asociados a los íconos de Córdoba.

Sin embargo el tango en Córdoba tiene una suerte de vida cotidiana: más de 100 clases de baile por semana, al menos una milonga cada noche, una Orquesta Provincial y hasta un Ensamble Municipal. Tiene también sus pequeñas glorias: el aporte de nombres como Ciriaco Ortiz o Héctor Alvarado a la escena nacional durante la Década de Oro, la carrera de Jorge Arduh que durante más de 50 años reunió multitudes en los pueblos del centro y norte del país, o los dos títulos del Campeonato Mundial de Tango ganados por cordobeses (sobre siete concursados)

El tango en Córdoba fue y es cosa de guapos, es decir de personas de coraje más dispuestas a hacer lo que se quiere que lo que se debe. Fue cosa de guapos cuando, en la Segunda o en el Abrojal se desafiaba a la autoridad y se bailaba en las veredas y los sigue siendo hoy, cuando la policía (oh, perdón, quisimos decir la municipalidad) corre a los bailarines de la Plaza San Martín.

También es cosa de guapos (y de guapas) tomar los festejos de los 10 años del Patio de Tango en el Cabildo como objeto de análisis ya que durante el desarrollo de la actividad no hubo criterios formales de gestión. Pero al mismo tiempo estos festejos aparecen como emergente del quehacer del tango en Córdoba, se sintetizan en ellos una serie de realidades que permiten exceder el análisis propuesto y bosquejar conclusiones más abarcativas.

Paradójicamente la noche del festejo de los 10 años fue la última del Patio de Tango en el Cabildo, una vez mas la bien conocida burocracia, se consagra reinante con un corte y una quebrada



Bailarín Compadrito


El Patio de Tango fue un espectáculo participativo que se desarrolló todos los viernes durante 10 años en el patio mayor de cabildo. La estructura de la actividad constaba de tres momentos: clase de baile para principiantes, milonga y espectáculo de música en vivo. La iniciativa de su realización fue siempre de grupos independientes y, con la única excepción de la gestión de Claudio Massetti como Director de Cultura, no sólo no tuvo apoyo sino que fue fuertemente resistido por las sucesivas administraciones municipales. Contra “Plátano[1]”, Cromañón[2], vientos y mareas, los guapos del Patio cumplieron 10 años Sólo por haber durado 10 años ya puede considerarse al Patio como un hecho inédito en el tango en Córdoba. Pero además fue lugar de iniciación en la pista de la mayor parte de los bailarines cordobeses que hoy trabajan profesionalmente en la Argentina y en el mundo, uno de los pocos escenarios de los que dispusieron los músicos que eligieron el tango durante esos años, y su grupo de gestión fue germen de la Fundación Che Bandoneón. Sobraban motivos para festejar.




[1] Plata no - Terrible leit motiv adoptado por la gestiòn de la Direcciòn de Cultura de Oreste Lucero durante la intendencia de Germàn Kammerath.

[2] Cromañon - Discoteca incendiada en 2004, donde murieron 194 personas. La tragedia determino de manera inmediata el cierre de todos los locales de espectaculos públicos e inicio una revisión (muchas veces irracional) de las medidas de seguridad de dichos locales.


Es que están de fiesta los cosos de al lao

Images (4)

Los festejos del los 10 años del Patio de Tango se realizaron durante tres días consecutivos. En la Casona Municipal, el miércoles 12 de marzo de 2008 se proyectó el documental “La Cumparsita, una historia de dos orillas” seguido de una conferencia de Alicia Contursi, y el jueves 13 tuvo lugar la conferencia ilustrada de Daniel Canuti “Cien años de tango” y se proyectó el ficcional “Exiliados en el cielo”. El viernes 14 en el Cabildo, se realizaron los festejos centrales: se estrenó el espectáculo multimedia “Palabra de Homero”, hubo milonga, torta y souvenirs. Una semana después hubo un asado para los artistas que participaron del proyecto. Se les regaló remeras conmemorativas y se proyectó el video que documentaba el espectáculo.

Si bien el objetivo general fue festejar los 10 años del Patio de Tango, específicamente se buscó impactar en el público en general y en la prensa, e indirectamente, valorizar la imagen de Homero Manzi mediante su homenaje e involucrando a una gran variedad de artistas locales con su obra.

Gráfico1


La finalidad de la actividad, claramente institucional, trabajó de igual manera para posicionar tanto al Patio de Tango como a la Fundación Che Bandoneón. Incluso la elección del homenaje a Manzi (autor del tango Che Bandoneón) como plato fuerte de los festejos, colabora a esa finalidad. En segunda instancia puede reconocerse una finalidad social: la promoción del tango, de su historia y de los artistas cordobeses que lo cultivan.

Los únicos recursos económicos con los que se contaba eran aquellos que se presuponía que ingresarían por las entradas, dos pequeñísimos auspicios en efectivo y otros dos en canje. Mientras que los únicos financieros eran los magros bolsillos de los miembros de la Fundación. Pero como los guapos no son de amedrentarse, la fiesta se planeó a lo grande. Los festejos del Patio de Tango requirieron de la participación de más de 22 artistas, seis técnicos, ocho personas para el armado y el control de la puerta, una para organizar el detrás de escena y otra para la limpieza, un camarógrafo, un editor y dos gestores de tiempo completo. También se necesitó el alquiler de sillas, mesas y equipamiento para el bufete, así como equipos de sonido, iluminación y proyección, el diseño e impresión de programas y la compra y armado de los souvenirs. La Municipalidad de Córdoba puso lo suyo: las instalaciones de La Casona sin cargo y el Cabildo por el 10% de las entradas.

Los recursos comunicacionales no eran mucho más abundantes que los económicos: gacetillas sobre papel para los medios de comunicación, mails para la base de datos de la Fundación y los medios de comunicación e invitaciones impresas para unos pocos. Y, como lujo asiático, un video como parte de la postproducción. La gestión se inició aproximadamente con un mes de anterioridad. No se llevó registro de las horas de trabajo, pero las últimas dos semanas dos personas trabajaron exclusivamente en esta actividad unas 10 horas diarias.

El grupo de gestión fue la Fundación Che Bandoneón, ésta se había gestado a partir del grupo que inició el Patio y que desde hacía cinco años era responsable de su organización.

La Fundación Che Bandoneón es, en rigor de verdad, sólo dos personas: Gabriela Castillo y Francisco Calzona. La primera coordina todo lo relacionado con programación y comunicación y el segundo, lo referido a administración, logística y técnica. Para cada actividad se convoca a distintos colaboradores dependiendo de la naturaleza de lo que se planee hacer, algunos miserablemente pagados, y otros, ni eso. Gabriela Castillo integró también el equipo de productores de contenidos, ya que fue quien escribió y dirigió el espectáculo Palabra de Homero, pero los artistas intervinientes (22 en total contando músicos, cantantes, actores y bailarines) tuvieron libertad para crear sus propias coreografías, interpretaciones y arreglos musicales. Por su parte, Daniel Canuti, cordobés, bailarín y editor de libros de tango en Alemania, editó el material de su conferencia ilustrada. Alicia Contursi (nieta de Pascual Contursi, autor de La Cumparsita) además de gestionar la autorización para proyectar “La Cumparsita, una historia de dos orillas”, reflexionó sobre el film. Finalmente, Jorge Castro envió su ficcional “Exiliados en el cielo (protagonizado por el mitológico bailarín Carlos Gavito) desde Buenos Aires.

Existieron dos tipos de públicos: el general y el cautivo. El general incluye a las personas que no tienen ninguna práctica relacionada con el tango (no cantan, no bailan, ellos se lo pierden) El público cautivo incluye a quienes formaron parte del Patio de Tango o de las actividades de la Fundación Che Bandoneón, y a quienes asisten o asistieron habitualmente a las milongas (toman clases de baile regularmente y estas actividades los involucran social y afectivamente)

Numerosos medios masivos (radio, televisión, diarios y revistas) publicaron la actividad anunciando su realización y reflejaron con posterioridad lo sucedido. También debe considerarse entre los multiplicadores al público cautivo que con el boca a boca genera el mayor flujo de asistencia a las milongas. En Córdoba no existen críticos formales de tango danza. Informalmente, puede considerarse como tales a los maestros y milongueros más reconocidos. Incluso los jurados de los concursos (Subsede Córdoba del Campeonato Mundial y Campeonato cordobés) se integran exclusivamente con bailarines y milongueros[3].

Por otra parte, los críticos de música no asisten habitualmente a espectáculos en los que la convocatoria fundamental es la danza (milongas o espectáculos de Tango danza). Además de la Fundación Che Bandoneón y la Municipalidad de Córdoba, otras entidades involucradas en el proyecto fueron Lange Comunicaciones (realización del logo y mailing), La Postrería, La Parrilla de Miguel y Abrazos Books (auspiciantes)


[3] Se ditingue entre bailarines y milongueros considerando a los primeros como artistas que, además de la práctica social de la milonga, se forman para el escenario. Los milongueros, en cambio, solo sostienen la práctica social.



Ya nunca me verás como me vieras


Sobre el final de la noche de los festejos centrales Espectáculos Públicos de la Municipalidad clausuró por falta de habilitación municipal una actividad que durante una década había sido autorizada por la Dirección de Cultura de la misma Municipalidad.

El inspector (que repetía “decime Marito y vení el lunes a la oficina” y jamás presentó el acta en el Tribunal de Faltas) dio 15 minutos de gracia para terminar “por las buenas” y la mayor parte del público se retiró sin notar el incidente. Más de dos años después el Tribunal de Faltas sigue sin expedirse. Los muchísimos funcionarios, que desde entonces hasta hoy pasaron por las reparticiones de cultura, fueron desde la falta de voluntad hasta la acérrima oposición a la restitución del Patio de Tango. Mientras tanto, los turistas extranjeros (siguiendo la información de las guías internacionales de turismo) siguen buscando infructuosamente el Patio de Tango en el Cabildo.

Jorge Luis Borges dice en su poema Tango:


¿Dónde estarán?, pregunta la elegía / de quienes ya no son, como si hubiera / una región en que el Ayer pudiera / ser el Hoy, el Aún y el Todavía.


Parafraseando el mismo poema podría decirse:


Una mitología de baile /&nbsp lentamente se anula en el olvido; / una canción de gesta se ha perdido / en sórdidas reyertas municipales.[4]


[4] La versión original reza: Una mitología de puñales / lentamente se anula en el olvido / una canción de gesta se ha perdido / en sórdidas noticias policiales.

Gráfico2









Redondeamos ideas antes mencionadas y concluímos:


Podríamos decir que Fundación Che Bandoneón con sus antecedentes y trayectoria, es sinónimo de Tango. En la ciudad de Córdoba y alrededores encontramos arraigadas otras costumbres de entretenimiento, pero ellos con paciencia, esmero y entusiasmo, consigue de a poco colaborar con la introducción de este género y mantenerlo contra toda moda y desavenencia burocrática. Desde hace años genera, actividades concretas con identidad que se refleja en una imagen neta que no lleva a confusiones y alimentando su consecuente poder de convocatoria de artistas y de público.


Para la ciudad de Córdoba y para la mayoría de su gente en el 2008, año del festejo de los 10 años de Patio de Tango, como ahora, las posibilidades para aprender y disfrutar del tango, eran poco usuales. Por eso, el festejo llevado a cabo era importante para un grupo constante y creciente que se reunía semanalmente en el patio de Cabildo y que no tiene muchos lugares a donde ir para encontrar el disfrute. Era toda una celebración.


Podemos decir que este grupo de gestión, trabaja de manera horizontal. Sus integrantes se reparten los deberes y tareas, y aún, ya que no contaban con los fondos necesarios, ni tampoco apoyo económico gubernamental, afrontan las obligaciones tanto como los posibles riesgos de la ejecución (gastos en impresión de invitaciones y alquiler de sillas, etc,) Pero reciben también, los reconocimientos y merecidos aplausos, chan chan.


Con el dinero de las entradas vendidas a costo accesible, se recuperó el dinero invertido y el canje fue una herramienta que permitió resolver muchas necesidades, como las impresiones, mailings y logotipos, pantalla gigante, la filmación para documentar (video de post-producción, que sirve a los fines sostener la identidad de la fundación y a futuro, para próximas actividades), y la torta para soplar las velitas del cumpleaños.


El cronograma diseñado anticipaba la magnitud de las tareas a desarrollar, que oportuna y acertadamente fueron con tiempo delegadas para ser resueltas.


La coordinación de diversos grupos de numerosos artistas, resultó eficazmente en la resolución de 3 instancias diferentes, las cuales todas requerían de atención detallada y de un presupuesto específico. Coherentes con la intimidad propia del ambiente del tango, no necesitaron montar espectacularidades para brillar.


Che Bandoneón, acertadamente, se sirvió de la fluída relación que históricamente mantiene con los medios de prensa, para dar a conocer las actividades. Los medios -todos importantes-, colaboradoramente, cedieron sus espacios gráficos y televisivos, realizaron entrevistas y notas, ayudando a promocionar los eventos. Una herramienta más para convocar al público y retroalimentarse de auténtica legitimación.


El perfil del público que asistió fue el previsto, más locales que turistas. Tal vez pareció que en número, superó al espacio, pero estaba acorde a las expectativas previstas e imaginadas. Al terminar el espectáculo, espontáneamente quedó bailando en el patio del Cabildo, lugar que por sí mismo también impuso su cuota dentro del circuito de legitimación. Legitimación paradójica al fin, ya que las trabas de la burocracia municipal, sólo mantienen el carácter hostil del medio.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar